EL RETRATO FOTOGRÁFICO.-

  Dicen los diccionarios, que un retrato constituye la apariencia de un individuo, especialmente de la cara, la descripción de la figura o carácter del mismo y de sus cualidades físicas o morales. Aunque puede estar bastante aceptada, la definición no hace justicia a la infinidad de formas en que una persona puede ser retratada, ya que el retrato puede considerarse una de las disciplinas mas creativas de la fotografía. Desde el inicio de la fotografía, y estamos hablando del siglo XIX, utilizando las prehistóricas placas humedas, hasta la actualidad, con las ultramodernas técnicas digitales, retratar la gente ha sido uno de los temas preferidos del fotógrafo. No sólo para los aficionados que pretenden obtener recuerdos importantes propios, o de sus familiares y allegados, sino tambien en gran medida para los profesionales en una amplia variedad de disciplinas; reportaje, archivo, prensa, arte, gente famosa, etc…       Los periódicos y las revistas son consumidores insaciables de retratos fotográficos. Aunque algunas de ellas provienen de agencias de prensa, muchas otras proceden de encargos específicos y personalizados.   No obstante, con tantos fotógrafos y fotografías de calidad, la competencia es abrumadora, por lo que el portfolio de un buen fotógrafo debe estar plagado de brillantes instantaneas y temáticas adecuadas para convencer a posibles compradores.
En esta tesitura, una de las áreas mas lucrativas para los fotógrafos profesionales, es el mundo del espectáculo….es decir, fotografiar actores, artistas, modelos, bailarines…Todos ellos necesitan promocionarse, y unas buenas fotografías son un buen trampolín para ello. Estos artistas requieren una importante variedad de imágenes, desde simples primeros planos a enfoques mucho mas creativos, por lo que sería un buen punto de partida para el fotógrafo con aspiraciones. Otro campo interesante en el retrato, y con posibilidades, es la fotografía de archivo. El mercado está ávido de retratos de todo tipo, desde directos enfoques hasta visiones personales mucho más conceptuales. Generalmente se necesitan gentes de todas las edades, sexos, etnias, culturas y estilos, por lo que, para los que estamos empezando, los amigos y familiares que accedan a posar frente a nuestra cámara, suponen una primera piedra en el proyecto., es decir, fotografiar actores, artistas, modelos, bailarines…Todos ellos necesitan promocionarse, y unas buenas fotografías son un buen trampolín para ello. Estos artistas requieren una importante variedad de imágenes, desde simples primeros planos a enfoques mucho mas creativos, por lo que sería un buen punto de partida para el fotógrafo con aspiraciones. Otra posibilidad, mucho mas asequible, aunque considerada poco original, aburrida y poco creativa, es la fotografía social ( imágenes de niños, bautizos, comuniones, bodas, etc…). Personalmente creo que los tiempos cambian, y con ellos se incrementa significativamente el número de fotógrafos que ofrecen un amplio e imaginativo menú fotográfico al respecto. Un consejo: aunque el retrato formal todavía persiste, la tendencia actual es mucho mas relajada. Se puede ver en todas partes, revistas, publicidad, anuncios, etc.., las poses estéticas y las sonrisas eternas van desapareciendo, dejando paso a un enfoque mucho mas fresco y suave que convierte la imagen en mas real. Quizás una vez establecido y hayamos comenzado a vender fotografías, podremos invertir económicamente en contratar modelos profesionales para ampliar el portfolio. No perdamos la esperanza, nada es imposible….Suerte.

Comments are closed.